Por Susana Pérez
Cancún

El tesorero municipal, Antonio Jiménez indicó que el pasado viernes la recaudación cayó hasta en un 20 por ciento, por lo que a las arcas municipales sólo ingresaron un millón 200 mil pesos.
Indicó que esto lo atribuyen a que la gente no acudió al palacio municipal por todo lo que estaba sucediendo y esto les afecta, asimismo espera que en esta semana se pueda aplicar el plan de austeridad que se había señalado desde días pasados.
Y es que indicó que si se retrasa más este plan se lastimarían las finanzas que de por sí ya lo están, aunque por el momento indicó que no se tienen más demandas que las que conocen.

Compartir