Por Sandra García

Mérida, Yucatán.-En general “ha sido baja la respuesta de la gente para venir a vacunarse”, consideró uno de los voluntarios que participan en la Campaña de Vacunación Contra la Influenza Estacional, que se lleva a cabo en Mérida desde hace algunas semanas y que concluirá a finales del presente mes.

El entrevistado, quien pidió reservar su identidad, dijo que en promedio aplican 500 vacunas diarias en el puesto ubicado en una de las más transitadas calles del centro meridano, la 63 A, entre las calles 56 y 58. “Pero estas aplicaciones no cumplen con nuestra meta que es de aplicar 700 dosis al día, hay que insistirle mucho a la gente”, añadió el joven, quien participa diariamente en este sitio acompañado de otros voluntarios de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY).

Esta campaña, promovida por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), inició el 16 de octubre del año pasado y tiene la meta según datos del organismo, de aplicar más de 215 mil 895 dosis en Yucatán.

Compartir