Por Antonio Rivera

Chetumal, Q. Roo.- Juan Carlos Pallares dirigente del blanquiazul en el estado lamentó que tuviera que dejar las aspiraciones a la diputación federal por el distrito 03 Juan Vergara Fernández, pero aclaró que tendrá que aclarar sus pendientes con Hacienda federal.

Señaló que todo apunta a que se trató de una venganza política federal. Aún se definirá quién ocupará el espacio vacío.

En el caso de Juan Vergara, dijo, “es una pena que no sea candidato pero primero debe atender sus asuntos como ciudadano y demostrar que no tiene ningún delito por el cual culparlo”.

Tenemos confianza en que sabrá responder ante las autoridades de manera cabal, agregó.

Resaltó que estos probables hechos de los cuales se le culpan de manera sospechosa son en el ámbito privado y no como funcionario público.

“Nuestra total solidaridad y apoyo para que resuelva su situación ante Hacienda y pronto tenerlo de vuelta en el ámbito político”, afirmó.

Y consideró que se trata de una situación de venganza política porque se logró la detención de Gabriel Mendicutti Loria ex secretario de Gobierno y quien es muy amigo del actual aspirante a la presidencia a la República por el Revolucionario Institucional, Antonio Meade.

Compartir