Por Joaquín Quiroz
Tulum

Para evitar que se expendan productos contaminados con la bacteria de ciguatoxina, se están realizando revisiones y exhortando a los locatarios de pescaderías y restaurantes a tener un mayor control en el manejo de los productos del mar para evitar que se puedan presentar casos de ciguata.
Al respecto Marina González señaló que anteriormente se creía que la ciguata se hacía presente solo en especies como la barracuda sin embargo se puede presentar en más pescados que hayan comido plancton o peces más pequeños contaminados por lo cual dijo se deben extremar medidas, ya que en el vecino estado de Yucatán hay alerta sanitaria por ciguata.
Los síntomas son después de un periodo de unas 8 a 12 horas de haber consumido carne de pescado contaminado con ciguatoxina, tendremos los primeros síntomas, que son diarrea y vómitos acompañados de dolor abdominal.
Sin embargo esto no termina ahí, la toxina es una neurotoxina que afecta el sistema nervioso central y que ocasiona otros problemas, uno de los síntomas que se presentan es llamado “disestesia” que es la sensación en las manos y en la piel de quemazón cuando tocamos algo frío, es una inversión de la sensación térmica.
De las especies que pueden estar contaminados con ciguatoxina, que es la toxina causante de la enfermedad están: El dorado, el mero, el pargo, el boquinete, la barracuda, el wahoo, el jurel, las cabrillas, las ballestas o ixcochines y según algunos escritos científicos se puede encontrar en algunas otras especies, para nosotros estas son las principales que se pescan y que debemos tener precauciones en su consumo.

Compartir