POR GENER CORONA
CHETUMAL

Son aproximadamente 30 los familiares de los cinco campesinos que desde el pasado 24 de febrero fueron detenidos mientras preparaban sus tierras para la siembra.

El plantón se desarrolla frente a la sede del Ejecutivo Estatal y los campesinos esperan que se resuelva su situación jurídica, ya que los cinco ejidatarios están recluidos en el Cereso de Chetumal acusados de dañar al medio ambiente, cuando en realidad sólo se preparaban para sembrar.

Hay que destacar que ayer estaba programada una reunión con funcionarios de la Profepa, Semarnat, Sagarpa y Gobierno del Estado, aunque a la misma no llegaron los representantes federales, así que el encuentro fue reprogramado para el lunes próximo, fecha en que ya esperan se resuelva la situación jurídica de estos cinco ejidatarios.

Por cierto, los campesinos exigen que la Profepa aclare qué pueden y qué no pueden hacer en sus terrenos, porque tienen miedo de también ser detenidos mientras alistan sus cultivos.

Compartir