POR OVIDIO LÓPEZ
ISLA MUJERES

Se encuentra en la etapa final los proyectos de manejo de las reservas naturales de las lagunas Chacmuchuch y Manatí para proteger alrededor de dos hectáreas de humedales, sitios de reproducción de variadas especies, antes que finalice el sexenio deberá entrar en vigor los reglamentos, informó Héctor Lizárraga, director del Medio Ambiente de la Seduma.

Se espera que antes que finalice este mes se deberá presentar ambas propuestas para su análisis final para que el gobernador, Félix González Canto lo firme y se mande a publicar en el Periódico Oficial para su puesta en vigor, de acuerdo a la normatividad ambiental.

Para eso, ya se cuenta con proyecto de conservación y vigilancia de toda la zona, en que habrán de participar instituciones académicas y organizaciones no gubernamentales para lograr proteger el ambiente de animales como aves migratorias, mamíferos como tigrillos y mangles.

El funcionario aclaró que el decreto original de reserva en 1999 reducirá unas 150 hectáreas de espacio, luego de que algunos dueños de predios afectados se amparan, por lo que la superficie global a protegerse sería alrededor de mil 967 hectáreas, donde sobresale por mucho el sitio de la laguna Chacmuchuch.

Compartir