POR ABRAHAM COHUO
CHETUMAL

Un cazador se encuentra gravemente herido después de que accidentalmente se disparó en la mano con una escopeta calibre 16. Los hechos ocurrieron según Rodrigo Domínguez Yañez cuando junto con Demetrio Yeladaqui Sanguino y tres personas más se internaron en un rancho ubicado sobre la carretera Chetumal – Cancún, cerca del Centro de Computo Control y Comando C4 de, para casar algunos animales silvestres.

Sin embargo, Rodrigo Domínguez explicó que de pronto escuchó una detonación de arma de fuego y al voltear a ver a Demetrio Yeladaqui vio que este se encontraba tirado y sangraba mucho de una de sus manos, por lo que procedió a llevarlo de manera inmediata a un hospital de esta capital.

El lesionado fue atendido en una clínica particular de esta capital, donde los médicos diagnosticaron que el lesionado presentaba una herida de arma de fuego en mano y antebrazo izquierdo por lo que su estado de salud fue reportado como grave. La Policía Judicial del Estado ya investiga el caso con la finalidad de determinar qué fue lo que realmente sucedió.

Compartir