Por Edmundo Hernández.
Mérida, Yucatán. 18 de Julio del 2013.

Tal como se informó en un reportaje sobre el pepino de mar, y que informaba que en Yucatán las autoridades que encabeza Rolando Zapata Bello, los recursos pesqueros del estado están bien protegidos, esto para evitar que pase como en el vecino estado de Quintana Roo que en diez meses fueron depredadas 25 mil toneladas de pepino de mar.

Las mafias de los pescadores furtivos de pepino de mar se han negado a acatar las vedas del gobierno, y en su desesperación llegaron a enfrentarse a las corporaciones armadas como la marina, policía federal y seguridad pública, pero nada les valió porque han sido días en que los gobiernos federal y estatal sumando esfuerzos sometieron a estos pescadores furtivos tras varios enfrentamientos.

El último de estos enfrentamientos tuvo como resultado más de 70 detenidos 9 de ellos con bolsas llenas de hierba seca con las características de la marihuana, así como varias lanchas decomisadas.

En Yucatán las autoridades trabajan intensamente para cuidar al pepino de mar, están trabajando muy bien porque el objetivo principal es hacer que el pescador tenga conciencia que se debe cuidar al producto para que las generaciones futuras de pescadores también lo conozcan y lo aprovechen.

Quintana Roo es un ejemplo claro de lo que no debe pasar, toda la zona desde boca iglesias, hasta Isla Mujeres, es una parte que está bien marcada de pepino de mar, y que en menos de un año se acabó, hoy en día en Isla Mujeres, Holbox, no se ha encontrado ni una densidad recomendable.

Esto contrasta enormemente con el 2010, existían abundancias incluso a las densidades que las que hay en Dzilam de Bravo, y en 10 meses se acabo el pepino de mar, esto debido a que cada día al menos se sacaban 80 toneladas diarias que multiplicado por 10 meses, al menos 25 mil toneladas fueron depredadas. Ante esto las autoridades federales y estatales mantienen vedado al pepino de mar desde el cuyo hasta Chetumal.

Compartir