POR GENER CORONA
CHETUMAL

El director de Transporte, Maximino Valdez afirmó que ningún permisionario le quiere “entrar” a brindar el servicio porque les representaría más perdidas que ganancias.

El funcionario citó como ejemplo el hecho de que en ocasiones los camiones van con solo cinco pasajeros, lo cual representa perdidas para los concesionarios.

Incluso señaló que uno de los aspectos que ha golpeado fuertemente a los permisionarios del transporte público es el aumento mensual en el precio del Diésel, así como de las refacciones.

Comentó que en la capital solo se está prestando el servicio de transporte urbano en tres rutas ya que se tuvieron que cancelar dos.

Además los tres permisionarios que cuentan con permiso permanente, no han logrado la concesión, Manuel Gómez, Javier Pech y Daniel Flores están operando con solo 13 de las 18 unidades con las que comenzaron.
En promedio cada unidad “mueve” a 300 personas al día.

Compartir