Por Teresa Suárez
Cancún

La Cofepris en la entidad determinó la suspensión de actividades de la clínica Santa Elena de la región 223, debido a que tras hacerse una verificación sanitaria se encontraron algunas deficiencias para otorgar el servicio médico, dio a conocer la titular de la de pendencia Marina González Zihel. Indicó que el pasado 25 de mayo hicieron una verificación al lugar que ya había notificado sobre su funcionamiento, y a raíz de esa visita determinaron que no era recomendable su funcionamiento puesto que carecían de una ambulancia para el traslado de alguna persona que agravara su situación al estar internada en este sitio. Básicamente éste fue el contratiempo que detectaron para autorizar el permiso de funcionamiento, lo cual confluyó con los hechos de la atención médica a una persona herida de bala al confrontarse con judiciales; lo cual derivó en la colocación de sellos de suspensión de funcionamiento.

Compartir