Por Cecilia Solís.
Cancún, Quintana Roo. 19 de Junio del 2013.

“Solo quiero que se limpie mi nombre, confió en las autoridades, finalmente se demostró mi inocencia, pero así como yo, hay más gente inocente al interior de la cárcel, aunque me trataron bien no me quiero acordar de lo que viví en ese lugar”, afirmó Cristián Vicente Córdova, que estuvo recluido cerca de tres meses en la cárcel de Cancún, acusado del delito de homicidio.

Ya instalado en su domicilio ubicado en la región 221, manzana 53, lote 3, finalmente el joven padre de un menor de 4 años de edad, finalmente recibió a los medios de comunicación y aseguró que solo quiere que ahora las autoridades limpien su nombre.

“Soy inocente, voy a continuar con mi vida, como todos las autoridades me metieron aquí, y ellas son las encargadas de aclararlo, no soy el único, hay mucho inocentes ahí, pero también hay culpables”.

“Siempre al interior del penal me trataron bien y los presos creyeron en mi inocencia y no me molestaron, ni trataron mal”, afirmó Cristián.

Compartir