Por Juan Ojeda

José María Morelos, Q. Roo.- Un duro golpe económico asestó a más de un centenar de trabajadores mototaxistas la epidemia de conjuntivitis, que provocó por acuerdo de los 18 sindicatos, la suspensión provisional de los infectados, a fin de prevenir contagios en los usuarios; afortunadamente a casi tres semanas de la epidemia, un 85 por ciento de los obreros ya se encuentra estable.

Así lo reconoció el líder del gremio CROC, Santiago Martín Angulo, al ponderar que, muchos que viven al día se la ingeniaron con ventas desde sus hogares a fin de obtener ingresos y en algunos casos ordinarios, sus compañeros se reorganizaron para apoyar con lo indispensable a la familia afectada.

No obstante, llamó a la sociedad para ocupar sin problema alguno a los operadores de mototaxistas, la alerta sanitaria se ha levantado, pues de casi 450 agremiados, cuando mucho 8 ó 10 personas están padeciendo el problema, pero se mantienen bajo cuidados desde sus hogares, se reincorporarán hasta que sanen por completo.

Compartir