Por Juan Ojeda
José María Morelos, Q. Roo.- Sin un sólo medicamento se encuentran en la localidad maya de Venustiano Carranza, la cual desde hace seis meses no ha vuelto a ser surtida por la jurisdicción sanitaria número 3.

Maria Tuz Pool, quien durante 10 años presta su vivienda como la Casa de Salud y desde entonces ha sido abastecida de medicamentos, ahora no cuenta ni con gaza, alcohol, suero o vendas, para curar heridas, ni mucho menos para dolor de cabeza.

Acotó que las enfermedades como las calenturas, diarreas, vómitos y dolor de ojos han sido patologías frecuentes que antes con fármacos se curaban, pero ahora tienen que erogar en pasajes, médicos y los fármacos que suma una cantidad mayor a los 1,500 pesos.

En la visita del presidente municipal, los inconformes le exigieron gestionar ante la Secretaría de Salud, especialmente a la jurisdicción sanitaria para regresar y atender la sobredemanda.
Expuso que son más de ochenta familias en condiciones de vulnerabilidad por su lejanía de la cabecera municipal.

Compartir