Por Antonio Rivera

CHETUMAL, Q. Roo.- El número de llamadas de extorción hacia ciudadanos y empresarios continúan reconoció el director del Servicio de Emergencia 911 y Denuncia Anónima 089 de la Secretaría de Seguridad Pública, Josué Roberto Reséndiz Quiroga, quien dijo que a pesar que de las 250 llamadas que se tienen de este tipo, solo 4 son reales.

Reveló que actualmente se registran un promedio de 250 llamadas de este tipo, de las cuales solo cuatro son considerados como reales, pues los denunciantes pagaron entre cinco mil y hasta 50 mil pesos a los delincuentes, siendo las ciudades de Playa del Carmen y Cancún, los lugares preferidos de los extorsionadores.

Dijo que los números que han sido reportados en estos delitos, son en su mayoría provenientes de los centros penitenciarios de Jalisco, Veracruz, Oaxaca y Guerrero, aunque también se han registrado caso de números locales.

Por ello es que hizo el llamado para que la población en general y los sectores empresariales tomen las medidas necesarias para evitar contestar de números desconocidos y que además hagan las denuncias correspondientes.

Hay que recodar que la misma Secretaría de Seguridad Pública ha hecho el llamado para que se eviten realizar llamadas de bromas, las cuales son el principal problema en la pérdida de tiempo y de recursos materiales como humanos.

Asimismo sobre el mismo tema se ha mencionado por sectores empresariales del sur del estado que se han estado realizando capacitaciones en conjunto con las autoridades policiales para que se generen “manuales” de actuación de sus empleados y que no caigan en este tipo de extorsiones.

Te puede interesar:   Arrestan a una mujer por robo a Sanborns

Y es que a decir del entrevistado el principal problema es que se hacen llamadas disfrazadas de diferentes tipos, es decir que se menciona que son de bancos o instituciones que requieren datos.

En segundo término se vuelven ha hacer llamadas ya con cierto conocimiento de algunos datos para generar pánico y temor en sus victimas y que con ello se logre el objetivo de extorsionar a sus víctimas, por ello es necesario que se informe a la población hacer caso omiso de esas llamadas.

Pero sobre todo evitar dar datos de familiares y personales a personas extrañas que no cuenten con alguna notificación o identificación oficial, sobre todo vía telefónica.

Compartir