Por Maricarmen Vélez
Cancún

El delegado del PRI en Quintana Roo, Carlos Sobrino declaró que hace dos días acudieron a las instancias federales para impugnar el resultado de las elecciones pasadas, donde por más de 8 mil votos Julián Ricalde, ganó la presidencia municipal de Benito Juárez.
Carlos Sobrino aseguró no ser una obsesión de poder ya que cuentan con los elementos suficientes para considerar que más del 20 por ciento de las casillas tuvieron irregularidades al momento de las votaciones, por lo que solicitan que se vuelva a realizar la elección de la alcaldía de este municipio.
Mencionó que en caso de que el Tribunal Federal otorgue el mismo resultado que la instancia estatal, el partido estará aceptando su derrota, sin embargo agregó que aún no tienen fecha para que sea resuelto esta impugnación, pero si aseguró debe de ser antes de que rinda protesta el candidato electo.

Compartir