Por Roberto Mex Chimal
Kantunilkín

En Solferino y San Ángel, la Junta Local de Sanidad Vegetal ya comenzó a proporcionar el material suficiente para frenar el ataque del gusano conocido como falso medidor que, como dimos a conocer oportunamente, ya comenzó a afectar los cultivos de maíz aquí en el municipio Lázaro Cárdenas.
Pero también los campesinos están colaborando en el combate, ya que ellos ayudan directamente porque, como se sabe, en este 2010 hay esperanzas de una buena cosecha, que no se da desde el 2005 cuando azotó el huracán Wilma, debido a que las lluvias están a la orden del día.
Además de esos dos poblados, en el Cedral también hay reportes de afectaciones de ese gusano, pero las autoridades correspondientes consideraron que se trata de un brote esporádico por las condiciones propias del clima.
En tanto se ataca el gusano en esas comunidades, los campesinos de esta ciudad ya comienzan a rezar para que no haya el azote de un huracán porque en algunas milpas los cultivos de maíz ya comenzaron a espigar.
Y es que en este año, tomando en cuenta las famosas cabañuelas, los veteranos campesinos vislumbraron una buena temporada de lluvias de tal forma que varios retomaron hacer milpas que, de no pegar un huracán, darán toneladas de maíz que no se cosechaban desde el 2004.

Compartir