CDMX.- Con la playera salpicada de sangre y una herida en la cabeza producto de la patada que el portero Ángel Comizzo le propinó, Carlos Hermosillo tomó el balón, cobró desde el punto penal y coronó al Cruz Azul.
Fue así como el 7 de diciembre de 1997, los cementeros consiguieron el título del torneo de Invierno. Después de esta proeza, La Máquina se oxidó; hoy se cumplen dos décadas sin un trofeo de Liga.

Cabe mencionar que, en este tiempo, los celestes han estado cerca de obtener el tan ansiado título, pero los azares futbolísticos los marginan de obtenerlo. Ya disputaron cinco finales (Invierno 1999, Clausura 2008, Apertura 2008 y Clausura 2013), pero en ninguna concretaron el campeonato.

Además, en años recientes, Cruz Azul encaró duelos en donde estaba arriba en el marcador, pero en los minutos finales el rival anotó y remontó el partido, lo que derivó en el neologismo cruzazulear.

Desde que en julio de 1988 Guillermo Álvarez Cuevas tomó la dirección general de la Cooperativa Cruz Azul y la presidencia del equipo, La Máquina lleva una corona de Liga.

La cuenta es más ostentosa si se considera que en 37 años los de La Noria sólo tuvieron este título en una ocasión. En su actual sede, el Estadio Azul, los celestes han obtenido un trofeo de Liga, justo contra León, en 1997, cuando los dirigía Luis Fernando Tena. El próximo año se mudarán de este inmueble para jugar en el Estadio Azteca, en donde consiguieron cinco de sus ocho estrellas ligueras.

A lo largo de este calvario, el único consuelo para los cementeros es que conquistaron la Copa MX del Clausura 2013 y el Campeón de Campeones de la Concacaf en 2014.

En estas dos décadas, el banquillo de La Máquina ya fue ocupado por 16 estrategas, tres de ellos en el cargo de técnico interino, y ninguno ha logrado alcanzar la corona número nueve para Cruz Azul.

Ahora, el maquinista celeste es el luso Pedro Caixinha, quien ya dirigió a Santos y obtuvo el título del Clausura 2015.

Compartir