Por Abraham Cohuo
Chetumal

Familiares del empresario maderero Felipe de la Cruz Salas, quien fue levantado en marzo del año en curso en Chetumal comparecieron ante el agente del Ministerio Público del Fuero Común para determinar si la osamenta encontrada en una ranchería entre las comunidades de Xul-Ha y Bacalar, corresponden al secuestrado aseguro Elizabeth Duk Hoil, Directora de Averiguaciones Previas en el sur del Estado.
Como dato adicional, los familiares explicaron que Felipe tenía la pierna derecha fracturada, por lo que le habían sido colocados tres clavos de titanio, objetos que se están buscando en la zona del hallazgo del esqueleto para poder establecer si los restos óseos corresponden a él o de otra persona.

Compartir