Deja el tercer debate a un “Bronco” deslavado

Por Staff

Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, resultó el típico compañero de banca en la prepa, que solo va al salón de clase a “echar relajo”, sin tener una participación de provecho en el tercer y último debate presidencial pidió que Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés, lograrán la unidad con un beso.

“Dale un beso, ándale, México necesita de la unidad de todos”, dijo Rodríguez Calderón a López Obrador; el momento, se viralizó rápidamente en redes sociales.

Resultó curioso que Rodríguez Calderón, quien se vende como un “Bronco”, fue el conciliador, tal vez prefirió deslavar un poco su imagen, después de todo ya qué puede perder. Quienes se dieron con todo, fueron López Obrador, Anaya Cortés y José Antonio Meade.

“El relajiento amigo preparatoriano”, no dejó de sacar sus bromas y actitud desfachatada en el último debate entre los aspirantes a la Presidencia de la República. Nada diferente a los dos anteriores, organizados por el Instituto Nacional Electoral (INE), que estuvieron cargados de rudeza entre los tres contendientes y las “ocurrencias” de Rodríguez Calderón.

Un punto oscuro en este tercer debate celebrado en el Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán, fueron los “moderadores”, los periodistas Gabriela Warkentin, Leonardo Curzio y Carlos Puig, quienes nunca pudieron controlar los ímpetus desenfrenados de Ricardo Anaya en contra de López Obrador, Anaya, fuera de sí, ignoró en al menos dos ocasiones las llamadas de atención y el hecho de que ya no tenía tiempo para intervenir, abriéndose paso a grito pelado y desoyendo la débil voz de “sus moderadores”.

Publicidad banner