Leslie Mayorga

De nueva cuenta el fin de semana fue difícil para Cancún, pues luego de los hechos violentos registrados el día viernes, el sábado y domingo se dieron más muertes y ataques.

El sábado a las 3:40 de la tarde, las autoridades recibieron el reporte de una persona lesionada por arma de fuego en la Región 92, sobre avenida Miguel Hidalgo (Ruta 5) casi esquina con avenida Kabah.

Una vez ahí, encontraron al interior de un local, el cuerpo ya sin vida de un sujeto, mismo que presentaba diversos impactos de arma de fuego, por lo cual acordonaron el área.

Ahí una mujer les informó que la persona sin vida se trataba de José Alonso B. M., de 22 años de edad, quien momentos antes fue atacado por sujetos que ingresaron al establecimiento y sin más le dispararon con un arma corta.

Para el día domingo, desmembrado y embolsado, así fue encontrado el cuerpo de una mujer en una colonia ubicada sobre la avenida Lopez Portillo.

El hallazgo fue reportado a la media noche, atrás del motel Las Pencas, en la colonia del mismo nombre.
Elementos de la Policía Municipal se trasladaron a la zona y encontraron dos bolsas negras de plástico y en una de ellas se lograba ver la parte de una cabeza humana, por lo que procedieron a acordonar la zona hasta la llegada de las autoridades correspondientes.

Te puede interesar:   Al anochecer llega el ejecutado No. 44

Al abrir las bolsas, los peritos criminalistas encontraron el cuerpo sin vida desmembrado de una mujer, con prendas de vestir en colores rojo y azul, mientras que en la segunda bolsa encontraron la cabeza de la occisa.

A un costado de las bolsas se encontró una cartulina blanca con un mensaje escrito con tinta negra, lo que los llevó a levantar todos los indicios y llevarlos al Servicio Médico Forense para la necropsia de ley y esperar la identificación de la ahora occisa.

De igual forma, el domingo cerca de la una de la tarde los ciudadanos reportaron detonaciones de arma de fuego en la Región 103, sobre la calle 36.

Una vez ahí, elementos de la Policía Municipal fueron notificados de que las detonaciones fueron hechas por cuatro sujetos con aspecto de “cholos”, que llegaron a bordo de dos motocicletas y dispararon contra un domicilio, en donde se encontraban hombres, mujeres y niños.

Como en el lugar había al menos ocho casquillos, las autoridades procedieron a acordonar la zona y permitir que los peritos criminalistas levantaran los indicios, mientras se realizan las investigaciones correspondientes.

Compartir