Por Martha Caballero
Solidaridad

Luego de detectarse que la supuesta invasión resulto ser una treta por parte de Alejandro Rodríguez Ortiz y Alberto Góngora Canto propietario del predio Lol-tún y Cola Blanca ubicados al norponiente de esta cabecera municipal, quienes buscaban la lotificación de las hectáreas y posterior venderla a sus ocupantes, lo que generó que por parte del gobierno municipal que encabeza Román Quian Alcocer se procederá a demanda ante el ministerio públicos del fuero común la que quedo asentada en la demanda numero 2157/2010.
Cabe mencionar que al igual que la autoridad municipal, la PROFEPA ya tiene conocimiento de la tala desmedida de selva que se dio en esa zona, la que procederá en contra de los que permitieron esta situación en los predios.

Compartir