Por Antonio Rivera

Chetumal, Q. Roo.- Julián Eduardo Samos Méndez, secretario particular del Fiscal General del Estado fue denunciado por lesiones y tráfico de influencias al haber supuestamente ordenado el arresto de su ex esposa Isis Reyes Lagunas. Por su parte el Presidente de la Comisión de los Derechos Humanos en el estado Harley Sosa Guillén confirmó que se ha iniciado investigación al respecto de esta detención.

En relación a estos hechos, Isis Marleni Reyes Laguna comentó que pagó caución y abandonó el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal, quedando condicionada a ir a firmar a diario al Juzgado Segundo de lo Penal.

Dicha mujer fue detenida, señaló, con exceso de fuerza y violencia en la calle Salvador Alvarado esquina Benjamín Hill, de la Colonia Adolfo López Mateos.

Durante el operativo los agentes ministeriales golpearon a su hija de 10 años, la cual presentó crisis nerviosa. Por el modo, testigos pensaron se trató de un secuestro.

La causa de la detención fue Desobediencia a Mandato Particular, con base a una orden de un juez de control liberada hace tres meses, pero ejecutada apenas ayer.

Por los hechos antes mencionados Julián Eduardo Samos Méndez, secretario particular del Fiscal General del Estado fue denunciado por lesiones y tráfico de influencias al haber supuestamente ordenado el arresto de su ex esposa Isis Reyes Lagunas.

La presunta agraviada relató que ayer fue interceptada frente a la Casa de Gobierno donde dos elementos ministeriales le cerraron el paso.

Al llegar a la casa, le bajaron por la fuerza del vehículo y le subieron a un carro Sonic de la FGE, donde le golpearon en el cuerpo y rostro.

Posteriormente le llevaron a certificar a la FGE. Fue hasta ese momento cuando se le mostró la orden de aprehensión, además de que apenas le presentaron las supuestas notificaciones mediante las cuales se le exhortaba a llevar a la menor al Centro de Convivencia.

Después fue trasladada al Cereso de Chetumal, donde permaneció incomunicada hasta pasada la medianoche, cuando se le notificó su liberación.

Por tratarse de delito no grave no se le pidió caución, solo que se presentara a firmar a diario al Juzgado Segundo de lo Penal y tiene prohibido salir del estado.

La presunta afectada comentó que procedió ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) para interponer la denuncia correspondiente.

Al respecto el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos en el estado comentó que se ha iniciado con los procedimientos correspondientes para que se haga una verificación de los hechos.

Compartir