POR JOSÉ SÁNCHEZ
COZUMEL

Activistas ambientales simpatizantes de la Organización Cielo, Tierra y Mar, solicitarán a su dirigente que interponga denuncia formal ante la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente, Profepa, por la tala realizada a la altura del kilómetro 11.5 en la zona de humedales conocida como Punta Tormentos.

En días pasados se construyeron en el lugar dos amplias vías de terracería que funcionarán como intersecciones entre la carretera antigua y la nueva carretera perimetral. En este sitio desde el año 2009, se anunció la posibilidad de realizar un amplio desarrollo inmobiliario turístico, lo que no deja de inquietar a los grupos ambientalistas, ya que el ecosistema de la zona registra una alta vulnerabilidad, ya que se trata de una extensa zona de mangle y humedales, mismos que según la recién modificada Norma Oficial Mexicana 083, está protegida por decreto presidencial.

En el área donde se construyó de manera sorpresiva la terracería, abunda vegetación costera que es considerada como flora protegida por las leyes ambientales. También en la misma zona de Punta Tormentosa el regidor de extracción panista Troy Becerra Palma, inició a finales del año pasado la construcción de lo que sería un restaurante bar, lo que originó múltiples críticas hacia el concejal blanquiazul.

Compartir