POR ELIZABETH JIMÉNEZ CORONA
CANCÚN

Reina Robledo, denunció al Instituto Mexicano del Seguro Social, ya que después de acudir a aplicarse una inyección, le dejaron la aguja en el glúteo, situación que le ocasionó problemas de salud, al grado de que perdió su empleo en el Blue Bay Gran Esmeralda en Playa del Carmen.

La mujer, señaló que todo ocurrió el pasado 20 de diciembre, ya que después de tener un accidente acudió a aplicarse una inyección, pero después comenzó a sentir un fuerte ardor que no la dejo de molestar.

Reina Robledo indicó que después de que la incapacitaron, perdió su trabajo, a pesar de que estaba embarazada y al acudir nuevamente al doctor en enero por otro accidente que estuvo a punto de sufrir, le hicieron unas radiografías en la que les encontraron la aguja en el glúteo.

Se mostró triste y consternada, porque tiene que mantener a tres hijos y uno que viene en camino, se quedo sin trabajo y busca la ayuda de alguna autoridad, porque el Seguro Social no se quiere hacer responsable.

Compartir