Por Martha Caballero
Solidaridad

Reyna Cen Duran, tesorera de CANACO, acusa a Leonor Castalleda, titular del presunto mal manejo de recursos, tráfico de influencia y de oponerse a la auditoría interna.
Una vez más se presentan los problemas dentro de la CANACO, en esta ocasión Reina Mari Cen Duran quien fue elegida como tesorera del actual administración, acusa a la titular Leonor Castalleda y su hijo quien ocupa la dirección general Carlos Ramírez Castalleda de malos manejos en las arcas de la cúpula empresarial, además de generara tráfico de influencia e incluso de aumentarse el sueldo sin que este sea aprobado por medio de asamblea.
Cabe señalar que la bomba estallo este martes, cuando la presidente Leonor Castalleda se opusiera a que se llevara a cabo la auditoría interna para conocer las finanzas desde el momento en que tomo la CANACO, ya que al momento no se sabe que ha pasado con 350 mil pesos que se entrego al inicio de su gestión, es por ello que la “tesorera de tramite” ya que nunca a ejercido sus funciones, hace de conocimiento las anomalías, para que los socios exijan la auditoria que realizara una empresa de alto renombre ubicado en Benito Juárez que fue aprobada por la propia asamblea en meses pasados.

Compartir