Por Susana Pérez
Cancún

El particular Armando Garduño denunció que la dirección de Desarrollo Urbano ha permitido que se invada el andador de la supermanzana 5 que comunica el hotel ubicado en la avenida Náder y las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM), esto por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional quien construye un banco en esta zona.
El afectado indicó que el hecho de que se invada este predio se ha impedido que se pueda entrar al hotel que está en construcción e incluso al estacionamiento que es rentado por la empresa Eli Park.
El afectado también denunció que hay corrupción por parte de las autoridades municipales, porque al parecer les están solicitando unos 7 millones de pesos para no permitir el uso del andador.

Compartir