Por Cecilia Solis / Antonio Rivera

Cancún, Q. Roo.- Un total de 7 lesionados; 3 de ellos trasladados al Hospital General y uno reportado como grave, es el saldo de la segunda riña que se reportó este jueves en el penal de Cancún.

Fermín Cortés Burgos, director del penal de Cancún, manifestó que la riña inició en las áreas L y C, donde un grupo de internos hicieron boquetes y quemaron sus pertenecías, lo que generó un enfrentamiento y la activación del código rojo, alertando a todos los cuerpos policiacos.

Así mismo Cortés Burgos aclaró que no hay fuga al interior de la cárcel como se maneja en algunos portales informativos, y dijo que los internos que han sido señalados de provocar estas riñas serán segregados del resto de la población para evitar esta violencia.

Permanece el Cereso bajo control

Horas más tarde se logró un total control de la cárcel pública de Benito Juárez, luego de una riña ocurrida entre internos.

Con relación a una supuesta fuga de reos, versión que circula en redes sociales, el Secretario Estatal de Seguridad Pública, Rodolfo del Ángel Campos, aclara que no existe tal situación.

Dijo que en torno a una lista de internos que evadieron la seguridad de la cárcel, los nombres corresponden a un hecho sucedido en los primeros días de 2016.

El titular de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública confirmó que un interno resultó con lesiones menores luego de la riña, aunque ya recibió la atención médica correspondiente.

Finalmente, refrendó el compromiso de las corporaciones de los tres niveles de Gobierno de trabajar de manera coordinada para garantizar la seguridad de los quintanarroenses.

Compartir