Lena Dunham, creadora y protagonista de Girls, habría alertado a los ayudantes de Hillary Clinton en 2016 de que el patrocinador de su campaña a la presidencia, Harvey Weinstein, era “un violador” y que las acusaciones que pesaban sobre él probablemente terminarían haciéndose públicas, informa The New York Times.

La actriz, escritora y directora, partidaria de Clinton durante su carrera a la presidencia, puso sobre aviso a dos miembros del personal de la campaña demócrata sobre el presunto comportamiento inapropiado de Weinstein, quien desde entonces ha estado sumido en un mediático escándalo sexual con acusaciones por abuso de hasta 90 mujeres.

Ante la participación en la campaña del productor, Dunham lanzó la voz de alarma. Ella había oído historias sobre su comportamiento, algunas de actrices que habían sufrido sus abusos en primera persona. “Solo quiero que sepáis que Harvey es un violador y esto se sabrá en algún momento”, habría contado según el citado medio a la directora de comunicaciones de la campaña de Clinton, Kristina Schake.
“Creo que realmente es una mala idea que organice eventos para recaudar fondos y animar a participar en la campaña, ya que en Hollywood es un secreto a voces de que tiene un problema con el abuso sexual”, añadió.

La intérprete también habría alertado a la portavoz de la campaña, Adrienne Elrod, al respecto. No obstante, según comentaría la propia actriz, la campaña de Clinton hizo caso omiso a sus preocupaciones sobre el productor.

Tanto Elrod como Schake, a través del director de comunicación de Hillary Clinton, han negado al New York Times que Dunham mencionara una “violación”.

El mismo reportaje recoge que otra destacada partidaria de Clinton, la ex editora de Vanity Fair Tina Brown, también advirtió a un miembro de su equipo sobre Weinstein en 2008.

Tanto los Clinton como los Obama recibieron el apoyo de Weinstein a través del partido Demócrata, para el que el productor organizó varios eventos de recaudación de fondos.

Compartir