Por Gener Corona
Chetumal

El líder de la CMIC, Carlos Martínez Aguilar, manifestó que el 60 por ciento de los constructores afiliados a su agrupación carecen de obra, lo que ha obligado a despedir a dos mil trabajadores.
Para el presidente local de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) el futuro del sector para lo que resta del año es incierto, porque apenas el 40 por ciento de los casi 250 afiliados cuenta con obra para poder trabajar.
Señaló que hasta el momento los constructores se han visto obligado a eliminar a aproximadamente el 20 por ciento de los casi 10 mil trabajadores que aglutina genera la industria de la construcción, porque no hay manera de poder pagarles el salario.
Carlos Martínez Aguilar indicó que la esperanza del sector está centrada en la obra pública, el problema es que actualmente se encuentra semi paralizada como consecuencia del proceso electoral.

Compartir