POR JOSÉ SÁNCHEZ
COZUMEL

Debido a que la etapa final de la obra del rastro municipal se realizó contra reloj para su inauguración, se detectaron algunas fallas en las instalaciones de este centro de matanza calificado como uno de los más modernos del sureste de México.

Apenas la semana pasada se registró un conato de incendio, tras el que el director de protección civil, Daniel Álvarez Villanueva, reconoció que no se habían verificado las condiciones de seguridad del inmueble. En aquella ocasión se observó también que el sistema sanitario presentaba serias filtraciones. Los mismos usuarios como el dirigente de los carniceros expuso que el drenaje no está conectado al sistema.

A estos problemas se añade uno adicional, el dado a conocer por la titular de la Comisión federal para la prevención de riesgos sanitarios, Cofepris, Flor Lara Mena, quien dio a conocer tras una verificación en el lugar que el mal diseño de las instalaciones contraviene la Norma Oficial Mexicana 194 de la Ley general de salud.

La funcionario, dijo que antes de la entrega de la obra se puso en contacto con el responsable de la administración de mercados y rastros, y según parece no hubo respuesta sobre las indicaciones de la inspectora sanitaria.

Compartir