POR CECILIA SOLIS
CANCÚN

Enrique Alberto San Miguel Sánchez encargado del despacho de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP), dio a conocer que sus elementos aseguraron a siete personas que laboraban en el bar Castillo del Mar, mismos que fueron entregados a la Policía Judicial del Estado(PJE) , entre los detenidos esta el hijo del dueño del lugar Héctor Arrellano, quien manifestó a las autoridades que un comando de varios sujetos ingresaron al lugar y lanzaron bombas molotov, asimismo el jefe de la Policía Municipal comentó que ellos al tener conocimiento de los hechos arribaron en menos de seis minutos al lugar y los uniformados reportaron que ese lugar era un “infierno”, asimismo uno de los sobrevivientes continua recibiendo atención en el Hospital General y solo ha sido identificada como Italia.

Compartir