Por Teresa Suárez
Cancún

La asociación ambientalista Greenpeace denunció públicamente la falta de interés de los diputados del Congreso de la Unión para aprobar la reforma al artículo 7 de la Ley para el aprovechamiento sustentable dela energía en el que se busca prohibir la distribución, comercialización, producción y exportación de focos incandescentes en México para el 2012.La organización civil sostuvo que los diputados dilataron la aprobación de esta reforma por convenir así a los intereses de las grandes empresas productoras de focos incandescentes, y con esta medida se busca reducir los impactos del sector energético en la generación de Gases Efecto Invernadero a la atmósfera.

Compartir