POR SANDRA RODRÍGUEZ
CANCÚN

Mal y de malas se encuentra el Sector Náutico, debido a que ayer miércoles no trabajo por previsiones tomadas por Capitanía de Puerto Juárez, quienes cerraron el puerto a la navegación menor abriendo nuevamente el día de hoy a partir de las 07:00 de la mañana, pero debido a la intensa lluvia los obligó a parar porque a los turistas no gustan de hacer un tour por la laguna Nichupté o por el mar Caribe con los remanentes de una tormenta tropical encima.
De cualquier manera no esperaban que los turistas hicieran filas en sus marinas para tomar un viaje. De hecho aspiraban a un aumento de hasta el 15 por ciento en la actividad para operar al 45 por ciento sus 650 naves. Con las lluvias se les escaparon 1.5 millones de pesos en ganancias, así que después del fallido puente del Bicentenario los náuticos están pensando en irse a hacer una limpia a Catemaco.

Ya desde los planes la Federación anda queriendo descobijar a Fonatur y es que según el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2011 se destinarían apenas 24.5 millones de pesos para la operación y mantenimiento de las plantas residuales de Cancún y Cozumel, lo que también debe alcanzar para la adquisición de maquinaria, herramienta y equipo que permita brindar los servicios de mantenimiento y conservación de áreas verdes, vialidades y áreas públicas.
Para establecer parámetros en materia de recursos basta decir que tan sólo las plantas de tratamiento de aguas negras de la Zona Hotelera tiene un costo de 50 millones de pesos. Así que tal pareciera que el Gobierno de Felipe Calderón apoyaría la propuesta de desaparecer a Fonatur, que ya está en comisiones en el Senado, pero por si por un milagro la dependencia sigue existiendo al 2011, va a ser difícil que le asignen más recursos.

La recaudación de ingresos propios del estado está por encima del promedio nacional y representó el 12.2 por ciento de los ingresos totales en 2008.Los montos de recaudación propia en buena medida se deben al Impuesto Sobre Nómina y la Impuesto al Hospedaje derivado de la actividad turística de la entidad. También favorece la recaudación el que pese a tener un nivel de desempleo apenas por encima de la media nacional, mantiene a la mayoría de su población empleada en el sector formal, lo que amplía su base gravable, dando como resultado un incremento en su autonomía fiscal.

Compartir