POR SANDRA RODRIGUEZ
CANCUN

* Un estudio realizado hace cuatro años, que fue elaborado por el DIF y la UNISEF, señaló que en México habían alrededor de 45 mil niños que son robados o desaparecidos para prostituidos. De esa cantidad alrededor de cinco a seis mil niños fueron sustraídos o están en Quintana Roo en calidad de esclavos sexuales o laborales según lo que nos comentó a Guillermo Gutiérrez, quien es el presidente de la Fundación Nacional para la Investigación de Niños Robados y Desaparecidos en México. Si bien no tienen cifras actuales no cree que haya disminuido la cifra. Lo peor es que han observado que hay cada vez más los niños centroamericanos en la Península de Yucatán que pudieron haber caído o son susceptibles de caer en la red de estas mafias de traficantes de menores dada su vulnerable condición social y económica y una prolífica actividad turística que se presta a la presencia de pedófilos. Y eso sí es información actualizada.

* Inversionistas europeos interesados en aterrizar sus desarrollos turísticos en el Caribe mexicano que ahora mismo están suspendidos por leyes y reglamentos ambientales como la NOM059 prefieren no desgastarse en amparos y pleitos jurídicos y mejor se van a la raíz de lo que consideran su problema. De acuerdo a lo que nos comentó el subsecretario de Desarrollo Económico, Francisco Armand, estos empresarios ya contratan agencias de cabildeo especializadas para gestionar la modificación de esta regulación, es decir lavacocos expertos y a quien dice que también usan la cartera para convencer a los congresistas de que cuidar el medio ambiente no debe ser un asunto prohibitivo.

* Si el turismo continúa deprimido difícilmente se podrá detonar el desarrollo de otras áreas de la economía del estado, advirtió en una presentación ante universitarios en Cancún, el director del fideicomiso de la Riviera Maya Dario Flota Ocampo. Siendo así los retos que tienen por delante los subsecuentes gobiernos en Quintana Roo sean estatales o municipales es antes que nada tener información actualizada sobre la demanda productos de la hotelería e industria restaurantera. Deben, además, establecer indicadores sobre procedencia de productos y generar información útil a los organismos que pueden tomar decisiones en materia estatal para que tengan claro cuáles deben ser sus metas y en función de esos plantearse nuevos objetivos.

INDICADORES

La ocupación hotelera general es del 76 por ciento, 77 por ciento en la Zona Hotelera, 84 por ciento en todo incluido y 55 por ciento en la ciudad. El dólar se cotizó a la compra en 11.64 y a la venta en 12.24 en bancos de la ciudad.

Compartir