POR SANDRA RODRIGUEZ
CANCUN

* Antes de iniciar la siguiente administración estatal ya todo el mundo hizo su lista de peticiones. El presidente del Colegio de Contadores Públicos de Cancún, Javier Dumani, por ejemplo, pide al gobierno del gobernador electo de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, mayor apoyo a las Pymes locales para evitar que el mercado termine de colapsar por falta de incentivos fiscales de los que ahora mismo carecen y que los mantienen en jaque desde el 2009, cuando en cambio si deben pagar un montón de impuestos, pues aún cuando la mayoría son de orden federal, les vendría bien un descuento en impuestos o pago de derechos que vienen a constituirse en una carga adicional que no permite a las empresas ni crecer ni competir con las importaciones, por ejemplo.

* El centro de Convenciones de Cancún creó el programa Villa Maya Congresos que pretende beneficiar de los eventos que se den cita en el inmueble a las comunidades mayas del centro y sur del estado. La idea es que por cada encuentro de negocios un grupo de pequeños empresarios, artesanos o médicos que ejercen en comunidades mayas asistan como participantes a estos eventos para que sus clientes o pacientes de esas regiones aprovechen los conocimientos adquiridos en estas convenciones. En versión de Javier Gámez, director del CCC este año se planea que sean por ejemplo siete los médicos de localidades mayas beneficiados con una beca para los congresos médicos de que serán sede.

* Los que siguen, aunque lento, la inversión en el Caribe mexicano son los desarrolladores españoles. Esta mañana Jordi Mercader, de Grupo Gran Coral ofreció una conferencia de prensa para dar a conocer que al final del 2011 habrán inyectado alrededor de 700 millones de de dólares en tres proyectos. Los dos últimos son condominiales y uno es un campo de golf. El primero Nick Price tendrá 123 viviendas y el segundo Mar Azul 300 con una inversión de 150 millones de dólares.

INDICADORES

La ocupación hotelera general es del 67 por ciento, todo incluido 80 por ciento, Zona Hotelera 69 por ciento y ciudad 42 por ciento.

Compartir