Por Sandra Rodríguez
Cancún

Las representaciones de la Canaco, Canirac y Canacintra van juntos al llamado que les hiciera hace una semana el alcalde de Benito Juárez a los empresarios como una forma de manifestarle su apoyo pero eso sí, tienen claro que si se trata de pasarles la charola en materia de incrementos fiscales este no es el mejor momento para el sector que no tuvo una buena temporada de verano y que se acerca al peligroso otoño en donde se esperan ocupaciones menores al 50 por ciento general en promedio. Víctor Manuel Loeza, presidente de Canaco Cancún, y uno de los primeros que recibió la llamada del primer edil, dijo sin embargo, que están en la mejor disposición de cooperar para con la comuna, y para muestra ya están pidiendo a todos sus socios que hagan un esfuerzo por regularizar su situación fiscal en los términos en que hasta el momento está establecido. A su vez pedirán al presidente municipal, lo que todo el mundo pide mejor seguridad, mejores vialidades y mejor servicio de recolección de basura, algo que ahora pareciera tan imposible como una carta a Santa Clauss en pleno verano.

Y al seccionar la mala racha de Cancún en el verano los arrendadores de autos levantan la mano para decir que son a los que menos peor les fue. Iván Quiñónez Hernández, presidente de la Asociación de Arrendadores de Autos de Cancún, adelantó que tuvieron actividades de hasta el 75 por ciento en cuatro semanas de temporada cuando su meta era del 85 por ciento. Los motivos del fracaso de sus proyecciones no son un secreto: los turistas que llegaron, mexicanos en su mayoría, fueron menos y trajeron menos dinero. Lo que viene es menor halagüeño, es el otoño y no esperan que sea ni siquiera mejor que en el mismo periodo del año pasado.

En la Asociación de Bancos de México a través del Centro Bancario de Quintana Roo, aseguran que sus cobradores, esos molestos ejecutivos bancarios que llaman a cualquier hora para cobrarle una deuda, ahora son 21 por ciento menos latosos que al cierre del primer semestre de 2009. Los banqueros reconocieron que en el 67 por ciento de los casos los motivos de queja por parte de los usuarios correspondieron a que no eran el cliente deudor, en el 16 por ciento se debió a que el crédito ya había sido pagado, en tanto que otro 17 por ciento tuvo su origen en que los agentes de cobranza realizaron la gestión con maltrato y ofensas, fuera del código de ética que se comprometieron respetar. En resumen, que hasta hace un año los ejecutivos bancarios no sabían bien a bien ni en qué estado estaba la deuda del cliente al que llamaban , ni quién era el cliente, y en cambio si le recetaban al menos 5 minutos de insultos y recordatorios familiares, antes de averiguar a quién le estaban pasando la factura.

Indicadores
La ocupación hotelera general hoy es del 57 por ciento, 58 por ciento en Zona Hotelera, 71 por ciento en todo incluido y 40 por ciento en la ciudad. El dólar se cotizó a la compra en 11.54 y a la venta en 12.74, en bancos.

Compartir