POR SANDRA RODRÍGUEZ
CANCÚN

Aprovechando que los hoteles están ocupados a menos del 40 por ciento los hoteleros aprovechan para cerrar la mitad de sus hoteles para darles mantenimiento y a la fecha son alrededor de mil 500 los que están en ese proceso, 500 de los cuales son cuartos del centro de la ciudad y entre 600 y mil de cuatro hoteles de la zona de playas, sin considerar los del hotel Goleen Parnasus que está cerrado por remodelación. No es una sorpresa que cada año para el otoño los hoteles cierren las habitaciones que están operando. Sin embargo habrá que estar pendientes de que esos cierres no aumenten conforme avanza el otoño debido precisamente a que los registros de la Asociación de Hoteles hablan de llenos generales promedio de 39 por ciento, algo nunca antes visto para una temporada en la que no ha habido un evento natural ni económico o sanitario cercano al que se pueda achacar la crisis del turismo.

Ya esta más que comprobado que no es lo mismo balazos que granadas, y es que luego del episodio con dos bombas molotov en un bar de una de las llamadas regiones de Cancún, aunque muy lejos de la zona turística, pego en el top main de los turistas que están por visitar el destino ya que los teléfonos de algunos consulados como el de Chile empezaron a repiquetear desde ayer mismo, apenas se difundió la noticia a nivel internacional para preguntar la Cónsul Judit Maraboli Jensen lo que había pasado, sobre todo porque no conocen la diferencia que existe en la ciudad apoyo de Cancún como destino y el área turística a lo que la les informó que se trata de un hecho aislado lejos de la zona de playas.

Con todo y las desventajas en que la violencia, las crisis sanitarias y económicas han dejado a Cancún y la Riviera Maya, ambos destinos siguen siendo los favoritos de los estadounidenses para casarse. Según los organizadores de la Expo Festeja Arena y Mar, la expo de las bodas de los 75 mil 600 matrimonios de extranjeros celebrados en México un total de 46 mil 620 se celebraron en el Caribe Mexicano, y no solo eso si no que consideran que son un buen turismo porque luego de la boda el 88 por ciento de las parejas se siguen con la luna de miel y otro 66 por ciento prolonga en el viaje de bodas e incluso sus invitados también se quedan unos días más dejando una derrama promedio de 19 mil dólares en total, así que si, al parecer es buen negocio.

Indicadores

La ocupación hotelera general es del 39 por ciento, 39 por ciento en Zona Hotelera, 47 por ciento en todo incluido y 41 por ciento en la ciudad.

Compartir