POR TERESA SUÁREZ
CANCÚN

Al menos unas 15 empleadas (asistentes educativas y de limpieza) de la guardería Baby Smart ubicada en avenida Nichupté, realizaron esta mañana un paro de labores en exigencia del pago de su quincena, de su aguinaldo, de las aportaciones al Infonavit y denunciaron falta de seguridad social, en una guardería que es subrogada por el IMSS.

Las afectadas denunciaron una serie de irregularidades que acontecen al interior de esta guardería, donde algunas ocasiones no cuentan ni siquiera con los insumos de limpieza, la cual hacen con agua; que sólo cuando hay supervisión del IMSS tienen el papel de baño y jabón suficientes, así como la mejor comida, lo cual no sucede en días normales.

Aunado a que no hay el personal necesario para dar la atención a los pequeñitos que ahí dejan las madres trabajadoras afiliadas al Seguro Social.

Compartir