Por Ángel Villegas
Deportes

Azulejos de Cancún y Ejidatarios de Bonfil protagonizaron un electrizante duelo que tuvieron que definir en extrainnings, hasta en la décima entrada, en el que los visitantes dejaron tendidos (5-4) a su rival, ayer en el legendario campo Fernando ‘Toro’ Valenzuela. Sin duda, el agarrón entre cancunenses y bonfileños fue uno de los mejores encuentros de la jornada 11 de la Liga Municipal de Beisbol de Primera Fuerza.
Bonfil ganaba (2-0) hasta la segunda tanda, sin embargo, los Azulejos reaccionaron con un cuadrangular en el quinto rollo y con un rally de tres carreras en la parte baja le dieron la vuelta (3-2). Para su mala suerte, en el cierre de ese mismo inning, los Ejidatarios empatarían la pizarra (3-3). Lo mejor estaba por venir.
Manuel Pérez abrió el partido por Azulejos, mientras que por Bonfil lo hizo Manuel Medina. El primero, lanzó cinco entradas y un tercio, lapso en el que permitió tres carreras, cuatro hits y dos bases, además de que ponchó a un enemigo.
Con la pizarra (4-3) a favor de Azulejos en la parte alta de la novena entrada, Bonfil prácticamente estaba fuera de combate, ya que sólo dos outs separaban a los cancunenses del triunfo. Como en el beisbol no hay nada escrito y todo puede suceder, los Ejidatarios lograron la carrera del empate (4-4), con la que prolongaron el partido a extrainnings. ¡Un auténtico juego de locura en el ‘Toro’ Valenzuela!
Ya en la décima entrada, la suerte le sonrío a los bonfileños. Un doble de Martín Gómez empujó a Raúl Martínez para que éste último hiciera la carrera de la diferencia. Así ganó Bonfil (5-4).

Compartir