POR GENER CORONA
CHETUMAL

POR GENER CORONA
CHETUMAL

Nicolás Aké Gómez destacó que desde hace meses los afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción en la Entidad enfrentan una severa crisis pues con el argumento de la veda electoral se paralizó la obra pública, que es de la cual depende la mayoría de los constructores de la zona sur.

Por eso es que tras la conclusión de las campañas electorales, Nicolás Aké confía en que la economía para los empresarios dé un giro de 180 grados, a fin de que puedan subsanar los compromisos económicos que surgieron como resultado de la inactividad.

El dirigente de la CMIC dijo que esperan que la obra pública tanto federal, como estatal y municipal fluya de manera constante en este segundo semestre del año, porque están enterados que existen importantes proyectos que arrancarán este mismo año.

Incluso señaló que por la misma situación económica, en lo que va de 2012 se ha reducido de manera significativa el número de agremiados a la CMIC.

En este sentido, aseveró que el año pasado eran 340 los constructores afiliados a esa cámara en la entidad y ahora son sólo 250.

“Esto, aclaró, no quiere decir que hayan cerrado esas empresas, quizá lo que sucede es que no han contado con el dinero suficiente para afiliarse a la Cámara aunque esperamos que en los próximos días se regularice esa situación” apuntó Aké Gómez.

Compartir