POR VICTORIA ESCAREÑO
SOLIDARIDAD

En Quintana Roo ningún reglamento municipal contempla una regulación específica que sancione las malas prácticas contra el arbolado urbano.

Así lo destacó Rafael Mendoza Muñoz, arborista certificado y representante de la Asociación Mexicana de Arboricultura en el Sureste, quien asegura que desde inicios del año sugirieron que se hagan cambios al Reglamento Municipal de Ecología, a fin de que se pueda prohibir o restringir prácticas como calear los troncos de árboles y la poda con machetes, entre otras actividades erróneas que se han estado haciendo en el manejo del arbolado urbano.

Aunado a lo anterior, reconoce, hay poco interés y poca conciencia de las autoridades por frenar todas esas prácticas, además que cada vez hay más planchas de cemento que se edifican sacrificando la sombra y el oxígeno que generan los árboles, las consecuencias hoy son palpables al tenerse más calor y falta de lluvias.

Por lo que el arborista insiste en la importancia de hacer cambios en los Reglamentos Municipales de Ecología para protección de los árboles urbanos.

Compartir