POR GENER CORONA
CHETUMAL

Padres de familia tuvieron que esperar durante casi cinco horas para ser atendidos en la escuela Kohunlich, la cual fue habilitada para que en ella se realice el proceso de preinscripción, pues llegaron desde las cinco de la mañana, aunque el proceso inició casi hasta las diez.

Aunque llegaron casi 300 padres de familia, representantes de la Secretaría de Educación afirmaron que hoy sólo atenderán a 164 y así se mantendrán todos
los días hasta concluir con el proceso de preinscripciones, que sólo será para el turno vespertino.

Esta situación causó molestia, aunque se aseguró que los cupos matutinos para primaria y secundaria en este municipio ya están llenos, incluso hasta ya entregaron cédulas a los estudiantes que tendrán oportunidad de cursar el próximo ciclo lectivo por la mañana.

Hay que destacar que por la caída del sistema la lentitud en la atención era la característica del personal responsable del proceso, con el consabido enojo de los padres de familia que esperaban bajo los ratos del sol.

Compartir