Agencias
La modelo y actriz británica Cara Delevingne es la última cara conocida que se ha sumado a la lista de denuncias contra el productor Harvey Weinstein, sacudido por un mayúsculo escándalo sexual que desembocó en el despido de su propia productora el pasado domingo.

Delevingne, de 25 años, recurrió a su cuenta de Instagram para denunciar cómo Weinstein le propuso hacer un trío con otra mujer en un hotel de Nueva York tras una reunión de negocios.

Aunque se sintió incómoda por el tono y la forma de Weinstein de presumir sobre su experiencia sexual con otras actrices, aceptó subir a la habitación después de que la asistente del productor le dijera que el coche que habían pedido para recorgerla iba a tardar en llegar.

“En ese momento me sentí muy impotente y asustada, pero no quería actuar de esa forma confiando en que estaba equivocada sobre la situación”, escribió la modelo, galardonada con importantes premios por su trabajo sobre la pasarela.

“Cuando llegué me sentí aliviada al encontrar a otra mujer en la habitación y sentí inmediatamente que estaba a salvo. Nos pidió que nos besáramos y ella comenzó a hacer ciertos avances en su dirección. Me levanté deprisa y le pregunté si sabía que podía cantar. Y empecé a cantar… pensé que haría la situación mejor… más profesional… como una audición… estaba tan nerviosa”.

Después dijo que se tenía que ir, pero Weinstein no se dio por vencido y trató de besarla en la boca mientras le bloqueaba el acceso a la puerta. Delevingne lo consiguió detener.

Pese al desagradable incidente logró el papel que ambicionaba, puede que ‘Tulip Fever’, una de las dos cintas en las que trabajó con el sello de la producción de Weinstein, aunque ella misma no haya confirmado de qué cinta se trata. “Siento que no me merezco el papel. Era tan reacia a hablar… no quería hacerle daño a su familia”.

Finalmente y al calor de la ola de denuncias contra Weinstein, con Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow en la lista, la británica se decidió a dar el paso para que otras actrices y modelos no se vean en una situación similar en el futuro. “Es un alivio el poder compartir esto”, indicó.

Compartir