Estancado el caso Odebrecht para no dañar al PRI

Por Staff

El gobierno de Enrique Peña Nieto, tiene la evidencia suficiente para fincar responsabilidades a exfuncionarios de Pemex involucrados en el caso de corrupción con la empresa brasileña, Odebrecht, pero no lo ha hecho para evitar afectar los intereses de su partido y candidato presidencial, publica el diario The New York Times.

A finales de 2016, para asegurar contratos gubernamentales, la empresa confesó a autoridades de EU, Suiza y Brasil que pagó sobornos por 10.5 millones de dólares a funcionarios mexicanos; así como un total de otorgar casi 800 millones de dólares en sobornos por toda América Latina.

Destacó que en México, las dos investigaciones federales abiertas por el caso se encuentran estancadas, como las indagatorias políticamente delicadas en el país, además de que las declaraciones han dejado presidentes destituidos y funcionarios en prisión, en nuestro país.

Según una información publicada por The New York Times, una de las investigaciones que inició un Fiscal especial identificó a una persona cercana a Presidente Enrique Peña
Nieto como sospechoso, pero el Fiscal fue despedido por el Gobierno en octubre y con ello, el caso detuvo su curso y las respuestas a las solicitudes de información al respecto tardan meses.

Publicidad banner