POR GENER CORONA
CHETUMAL

Este día, el responsable de las finanzas municipales Joel Saury Galúe, rechazó que la Comuna se encuentre al borde del colapso financiero o que no puedan cumplir con el otorgamiento de los servicios públicos, aunque sí reconoció que momentáneamente no pueden cumplir con los pagos a todos sus proveedores.

Incluso, afirmó que mañana cumplirán con el pago del bono navideño que aún está pendiente para los dos mil 500 empleados municipales, aunque sí señaló que parte de los recursos provenientes del préstamo por 272 millones de pesos es para el pago a sus acreedores.

Lo que sí manifestó Joel Saury es que éste mes darán de baja a otros 150 empleados del Ayuntamiento, a fin de alcanzar la cifra de 700 trabajadores dados de baja para optimizar el gasto corriente.

“Desafortunadamente es una decisión difícil, pero la tenemos que tomar, porque cada reducción en la nómina de personal nos implica un ahorro en la nómina, pues al pagar menos salarios, tenemos solvencia para cumplir otros compromisos o en su caso destinar los recursos a áreas más prioritarias como servicios públicos y seguridad pública”.

El Tesorero afirmó que al cierre del año pasado habían dado de baja a 550 de los tres mil 100 empleados con los que inició la actual administración. Con los 150 burócratas que darán de baja este mes, la Comuna tendrá un ahorro de 3.5 millones de pesos al mes.

Insistió en que el Ayuntamiento, contrario a lo que había señalado el presidente municipal, no se encuentra al borde del colapso económico ni mucho menos están en riesgo los servicios que se otorgan a los ciudadanos.

En este sentido puntualizó que sólo se podría hablar de una quiebra en el Ayuntamiento cuando se carezca de recursos para el pago de la nómina y los servicios públicos, “lo que por el momento está lejos de suceder”.

Compartir