Por Ana Ledezma
Cozumel

Con casi 50 obras en total, los cozumeleños Judith Martínez y Galo Ramírez participan con sus obras plásticas en el Museo de la Cultura en la capital del estado.
Se pueden apreciar en la sala 2 del Museo de la Cultura Maya, en la exposición denominada Espejo de Agua con la presencia de 2 artistas, provenientes de Cozumel.
Para Judith Martínez las personas son como espejos, porque en ellas se refleja nuestra propia psiquis, y que sus obras tienen influencia de la cultura china, en la que el agua tiene una presencia determinante. A su vez, Galo Ramírez indicó que en esta muestra figuran principalmente desnudos.
Galo Ramírez ha dicho también que maneja “una temática comprometida con el pensamiento y la vitalidad humana”. Algunos de sus cuadros están acompañados con frases significativas de Jalil Gibrán y Erich Fromm.
Las técnicas que utiliza este pintor en las 17 obras incluidas en Espejos de Agua son: pincel y tinta, pastel, acuarela, tinta china, mixta, óleo y acrílico.
Por su parte, Judith Martínez expone 32 cuadros, dos de ellos trípticos, en los que se observan paisajes submarinos, sitios arqueológicos de Quintana Roo, figuras humanas, grupos indígenas, paisajes urbanos y naturales, además de propuestas abstractas. Sus técnicas son, principalmente, acuarela, acrílico y mixta.
Galo Ramírez es un pintor nato, por lo cual tiene ya mucha experiencia en este arte; su producción es cuantiosa, tanto que en su casa ha formado la galería “Galoartstudio”. Prefiere la exploración a la etiqueta, ya que es capaz de pintar en cualquier estilo sin encasillarse.
Domina muchas técnicas, logrando pintar desde el realismo al abstracto, del cuerpo al paisaje, del lápiz al óleo, del papel a la tela. Por su residencia en la isla de Cozumel y el trato directo con turistas, su obra está esparcida por todo el mundo.
Judith Martínez, nacida en la ciudad de México y radicada en Cozumel, estudió artes plásticas en la Escuela Superior de Arte y Diseño y en la Casa de la Cultura de Coyoacán.
La acuarela es su técnica favorita, quizá por vivir rodeada de agua, aunque trabaja también con acrílico, arenas, óleo, pastel y tintas. Entre los temas que ha explorado Judith, destaca el paisaje interior de la mujer
Ha expresado que “de tanto vivir en Cozumel, mi alma se ha visto reflejada en este espejo de agua, tema de esta exposición, donde arrecifes fantásticos pueblan el fondo de la isla y bien podrían ser seres imaginarios”.

Compartir