Por Blanca Silva

El sector náutico inició febrero con el pie derecho pues prácticamente han podido operar sin mayores contratiempos hasta el 80% de su capacidad instalada, salvo el fin de semana que registraron un cierre parcial pero con mínimas pérdidas.

En entrevista, el presidente de Asociados Náuticos de Quintana Roo (ANQR), Iván Ferrat Mancera, comentó que desde principios de mes han tenido un clima favorable, salvo el fin de semana pasado en el que registraron un cierre parcial en el área del Mar Caribe e Isla Contoy para embarcaciones menores de 40 pies.

La medida afectó los tours de pesca deportiva y parasail, lo cual les provocó pérdidas mínimas o cancelaciones durante el fin de semana del orden de 50 mil dólares al poder operar la mayoría de las actividades.

Asimismo, durante los primeros días de la semana pudieron operar de manera normal, salvo el parasail, alcanzando una demanda de entre 75% y 80% de su capacidad instalada, que es de mil embarcaciones.

Compartir