Por Kermith Zapata

Cozumel, Q. Roo.-Con la complacencia de la Dirección de Ingresos, los trabajadores de la Dirección de Fiscalización continúan extorsionando a los vendedores comisionistas y rentadores de vehículos que operan sobre el Malecón Rafael E. Melgar, de tal manera que subieron a 20 dólares el derecho de piso por dejarlos operar sin problemas, por lo que son alrededor de 30 personas que aportan su pago correspondiente para que trabajen en las cercanías del muelle de “Punta Langosta”.

Los “fiscales” a cargo de Rosa Flores acuden todas las mañanas al sitio a donde se reúnen los vendedores para cobrar la cuota de 20 dólares para dejarlos operar, de tal manera que se llevan 300 dólares al día por ostentar el gafete que les entregan las direcciones de Ingresos y Fiscalización, quienes también se están preparando para verificar los documentos de los dueños de los negocios que no han pagado los derechos de licencias de funcionamiento, impuesto predial y recolección de basura a partir del mes de abril para proceder a su clausura.

Ante esta situación, los vendedores comisionistas señalan que ya están hartos de este acoso por parte de los fiscales, ya que esperaban que con el cambio de la administración municipal y la llegada de Perla Tun Pech a la presidencia municipal, la situación cambiaría, pero el problema se complicó ya que les incrementaron la cuota para dejarlos trabajar en la venta de artesanías, puros recuerdos, así como la renta de autos y motocicletas.

Compartir