CDMX (Expansión) -Un sismo magnitud 8.2 sacudió el sur de México poco antes de la medianoche del jueves, en lo que es considerado el movimiento telúrico más fuerte que se vive en el país en al menos 100 años.

Esto es lo que sabemos sobre los efectos que dejó el temblor de anoche, cuyo epicentro fue a 133 kilómetros de Pijijiapan, Chiapas, al sureste del país:

OAXACA, CHIAPAS Y TABASCO
Preliminarmente las autoridades confirmaron la muerte de al menos 32 personas, cantidad que constantemente está cambiando principalmente en la zona del Istmo. El gobernador del estado, Alejandro Murat, dijo que los daños materiales afectaron municipios como Juchitán, donde hubo derrumbes de edificios públicos y fallas eléctricas.

En Chiapas la cifra preliminar es de siete muertos. La Secretaría de Gobernación declaró emergencia extraordinaria en 122 municipios de esa entidad.

Las autoridades reportaron que dos niños fallecieron en el estado de Tabasco.

El Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico confirmó que el sismo desató un pequeño maremoto en México.

“El riesgo de tsunami en las costas de Chiapas no representa un riesgo mayor”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto a la cadena local Foro TV.

La planta de Pemex en Salina Cruz en Oaxaca no sufrió daños, de acuerdo con el gobernador. La petrolera estatal Pemex suspendió temporalmente y de forma preventiva las operaciones en su refinería de Salina Cruz para evaluar posibles daños.

CIUDAD DE MÉXICO
El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, destacó que las afectaciones en la capital del país por el sismo fueron menores y sólo se limitaron a la caída de algunas bardas y la falta de electricidad en 114 colonias.

Dijo que se ordenó un sobrepatrullaje en las colonias donde no hay electricidad y recordó que se tiene el apoyo de la participación de la Procuraduría General de Justicia, de las patrullas de Protección Civil, el número de emergencia 911 y de Locatel para localizar a algún familiar.

En un mensaje a las 2:40 horas de este viernes, el presidente Peña dijo que el sismo es el más fuerte que se ha registrado en los últimos 100 años, y advirtió a la población que es probable que en las próximas 24 horas se registre una fuerte réplica de magnitud 7.2.

EDUCACIÓN
La Secretaría de Educación pública suspendió clases este viernes hasta el nivel bachillerato en Ciudad de México, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz. Además algunas escuelas de educación superior también suspendieron actividades .

EPICENTRO
El epicentro del sismo se registró a 133 kilómetros de Pijijiapan, Chiapas, a las 23:49 horas, indicó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

El temblor fue producto del contacto entre la Placa de Cocos y la Placa de Norteamérica, informó la agencia en un comunicado.

La intensidad del sismo se ajustó varias veces durante la noche: En un primer momento, el SSN informó que había tenido una magnitud 8.1, para después ajustar a magnitud 8.0 en la escala Richter, posteriormente a magnitud 8.4 y finalmente a 8.2 cerca de las 3:00 horas del viernes.

Hasta las 7:15 horas ya se habían registrado 185 réplicas, la mayor, de 6.1, informó el SSN en su cuenta de Twitter.

VERACRUZ
El gobernador de Veracruz, Miguel Yunes Linares, dijo que tras el sismo del jueves no había reporte de daños graves a instalaciones estratégicas, como es el caso de la refinería en Minatitlán y la planta nucleoeléctrica de Laguna Verde.

Al hacer el primer reporte del sismo ocurrido a las 23:49 horas del jueves con epicentro en Chiapas, el mandatario veracruzano señaló que por fortuna hasta este momento “no se reportan daños a personas, ni en la vida ni en la integridad física de nadie”.

Precisó que todos los hospitales del Sector Salud se reportaban en condiciones adecuadas, “no ha habido ningún efecto negativo de este sismo en los hospitales; tenemos algunos reportes de cortes de energía eléctrica en el sur del estado, fallas en telefonía celular y algún problema de una barda en Acayucan”, acotó.
Veracruz no solo sufre por el sismo, sino que espera la llegada del huracán Katia entre la noche de este viernes y la madrugada del sábado.

GALERÍA:

Con 8.4 grados en la escala de Richter, el terremoto se convirtió en el más intenso que sacude a México en 100 años y causó daños severos a viviendas e inmuebles del estado de Oaxaca.


El sismo inició a las 11:49 pm hora local y tuvo como epicentro Tonalá, Chiapas. Se sintió con gran fuerza en las zonas centro y sur del país.


El Palacio Municipal de Juchitán, en Oaxaca, se desplomó y solo quedó en pie la bandera mexicana. Autoridades ordenaron revisar los escombros de manera manual para comprobar que no haya personas sepultadas bajo ellos.


Autoridades de Protección Civil del municipio de Matías Romero, en el estado de Oaxaca, compartieron la imagen del colapso del hotel Ane Centro, sin que hasta el momento reporten lesionados.


El piso hundido y mobiliario destruído se observa en la sala 4 de la terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, después de la potente sacudida del terremoto.


Policías federales resguardan a turistas en el municipio de Tapachula, en el estado de Chiapas, zona del epicentro del terremoto que habría sido percibido por más de 50 millones de personas, según el presidente Peña Nieto.


Pacientes y médicos de un hospital en Villahermosa, en el estado de Tabasco, desalojaron las instalaciones y permanecieron en el estacionamiento en espera de siguientes réplicas.


En el estado de Tabasco, donde fueron desalojados los hospitales, el terremoto causó la muerte de dos personas, según informó el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.


En la Ciudad de México, donde sonó la alerta sísmica de manera oportuna, miles de habitantes salieron a las calles y se pusieron a salvo ante cualquier eventualidad.


Aun cuando en una primera revisión no se detectaron grandes daños en la Ciudad de México, el viernes se suspenden clases y algunas actividades para que todos los inmuebles y calles sean analizados a detalle.

Compartir