Por Edmundo Hernández.
Mérida, Yucatán. 9 de Diciembre del 2013.

A dos semanas de iniciar con las órdenes de protección emergente en favor de las mujeres que sufren violencia, la Fiscalía General del Estado (FGE) ha atendido un total de 18 casos, garantizando el respeto y bienestar para igual número de familias que han acudido en busca de apoyo ante esta dependencia, anunció la fiscal General, Celia María Rivas Rodríguez.

Al clausurar el curso identidad, integración, coordinación y operatividad del modelo del Centro de Justicia para Mujeres, con el que se capacitó a 45 servidores públicos de 10 dependencias gubernamentales, además de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Codhey) para atender a este sector de la población, la funcionaria estatal destacó la respuesta positiva a la medida implementada por la FGE, con la que se protege a las mujeres en nuestra entidad.
Ante la directora del Instituto de Equidad y Género (IEGY), Rosario Cetina Amaya, la fiscal General detalló que a la fecha, las solicitudes a la Fiscalía General al respecto han procedido de municipios como Mérida, Kanasín, Umán y Maxcanú.

Hace 13 días se instruyó al Ministerio Público para dictar las citadas órdenes de protección emergente para las mujeres en violencia y la respuesta de personas en esa situación ha sido positiva, por lo que el curso que termina este día se suma a las medidas que garantizarán la integridad de quienes viven esta problemática, afirmó.
La directora del IEGY, Rosario Cetina Amaya resaltó el trabajo conjunto de la dependencia que encabeza y la Fiscalía General, pues gracias al esfuerzo coordinado será posible incrementar las medidas para favorecer a las mujeres en situación de maltrato.

Como se informó en días pasados, el Centro de Justica para las Mujeres  que agrupará en un mismo edificio a varias dependencias gubernamentales para atender de manera integral a víctimas de violencia, ya inició su edificación y tras una inversión de 6.6 millones de pesos, entrará en funcionamiento a partir de marzo venidero.

Al abundar sobre las órdenes de protección emergente giradas por la Fiscalía General, la funcionaria estatal detalló que de acuerdo con el proceso de ley, una vez que una mujer pide la ayuda de la dependencia se interpone la denuncia, con lo que la Policía Ministerial Investigadora  inicia las diligencias del caso.

Cabe destacar que en las 18 órdenes de protección emergente emitidas por la dependencia, en todos los casos se han emitido órdenes de restricción para que el esposo o concubino se acerque al domicilio, salvaguardando la integridad física de la afectada y su familia.
En seis casos del total de órdenes los acusados han tenido que salir de su domicilio, como parte del proceso de denuncia iniciado ante la Fiscalía.

Las órdenes de protección emergente a favor de las mujeres en situación de violencia incluyen la desocupación del agresor del domicilio conyugal donde habite la víctima con independencia de la acreditación de la propiedad o posesión del inmueble y la prohibición al agresor a acercarse o ingresar al domicilio, centro de trabajo o lugar de estudios de la víctima y de los ascendientes o descendientes de la misma.

Otra de las medidas incluidas por la dependencia es la prohibición de la intimidación a la víctima en su entorno social, así como a cualquier integrante de su familia.

Asistieron al evento el director de Contacto Humano, Especialistas en Desarrollo de Personas y Organizaciones, Jorge Valladares Sánchez y la ponente del curso, Angélica Ramírez Ramírez, entre otros.

Compartir